LOS QUINTOS Y QUINTAS DE 2021 MONTAN LA ENRAMADA

12 mayo 2021

Nuestros quintos están decorando la escalera de la Iglesia de Santa María de los Mártires, en los tradicionales arcos como ofrenda y homenaje a la patrona, según marca la tradición desde que los primeros quintos decidieran engalanar la portada de la Iglesia.

HISTORIA DE NUESTRA PATRONA

«Santa María de los Mártires»

La imagen de la Virgen se encuentra en la misma Iglesia de Santa María de los Mártires, la parroquia mayor, declarada Monumento Histórico Nacional. La imagen está en el centro del retablo plateresco del siglo XVI, que consta de doce tablas de pintura flamenca dedicado a la vida de la Virgen María. La talla es gótica, fechada también en el siglo XVI. (Mide 1,20 m  con corona más 30 cm de peana).

Se desconoce el autor. Recientemente (año 2000) ha sido restaurada por la familia Iscariense Gómez-Alcalde, debido a la devoción de una de las camareras de la Virgen, Milagros Alcalde Martín. Tras la restauración se ha recuperando la policromía original, pudiendo apreciarse con detalle la minuciosa técnica del “estofado”, tan característica de la imaginería castellana del siglo XVI.

Además de su importancia artística, la imagen es la patrona de la Villa. Su festividad se celebra el 13 de mayo, el histórico día conmemorativo de los «Primeros Mártires católicos de Roma», siendo la Parroquia y la Villa de Íscar de los pocos municipios españoles en festejar su memoria justo en el día oficialmente reconocido a la memoria de los mártires en la Iglesia Católica. En relación a la historia de la Virgen y a la fiesta hay todavía viva una gran tradición respetada también por los jóvenes.

Para completar la información sobre la historia de la Festividad los Mártires de Íscar, compartimos estas líneas por gentileza del historiador iscariense Jorge Esteban Molina, las cuales forman parte de sus conclusiones en la investigación que realiza actualmente sobre tan querida Fiesta Patronal.

«Nos encontramos ante una advocación mariana cuyo origen está perfectamente atestiguado, estando ya recogida en los primeros martirologios altomedievales. De ese modo, sabemos que se remonta a la Roma de comienzos del siglo VII de nuestra era, cuando el emperador bizantino Focas, dueño de facto de los antiguos templos romanos de culto pagano, cede al papa Bonifacio IV el Panteón de Roma con el objeto de reconvertirlo en iglesia cristiana. Con arreglo a la finalidad convenida el día 13 de mayo del 610 este antiguo templo pagano fue consagrado a la Bienaventurada siempre Virgen María y a todos los Mártires, acto que se vio realzado con el traslado de 28 carretadas de huesos de mártires anónimos traídos desde diferentes catatumbas de la ciudad, depositados por orden papal en un sarcófago situado bajo el ábside de Adriano, de ahí que la nueva iglesia fuera conocida desde entonces como Sancta Maria ad Martyres.


Documentado con precisión el origen cristiano de la advocación, más complicado resulta el determinar el momento, siquiera aproximado, en el que ésta llega a la Península. La propia onomástica de Santa María de los Mártires es muy poco frecuente en el territorio nacional, donde su presencia solamente está constatada en nueve localidades, incluida Íscar. Además,  fue adoptada por templos de pequeño tamaño, generalmente ermitas, muy dispersos entre sí y en los que no siempre hay coincidencia en cuanto a la fecha de celebración del aniversario. Algunas de estas escasas advocaciones se remontan asimismo al periodo de la Reconquista, no empleándose en ellas el epíteto “de los Mártires” para significar a las víctimas de los primeros siglos del cristianismo, sino para honrar a los cristianos muertos en las campañas bélicas desarrolladas contra los musulmanes entre la segunda mitad del siglo XII y el primer tercio del XIII, un periodo de rápidos avances militares y territoriales circunscrito a la mitad sur peninsular.


En el caso concreto de Íscar, la parroquia de Santa María es considerada como matriz de la localidad desde tiempos inmemoriales, en base a su mayor antigüedad respecto a las iglesias de San Miguel y la desaparecida de San Pedro. No en vano, Santa María, a secas, está documentada ya en el año 1089, lo que la convierte en una de las parroquias más antiguas de la actual provincia de Valladolid, constatándose también su pervivencia con idéntico nombre en 1247 y 1294.  No será hasta 1472 cuando se documente por vez primera bajo la advocación de Santa María de los Mártires, tal como ha llegado hasta nuestros días. Nos encontramos por tanto con una veneración que, como poco, estaría próxima a alcanzar los 550 años, con el valor añadido de ser la única a escala nacional que celebra su advocación en la fecha canónica del 13 de mayo.

Puedes completar la historia en la publicación del historiador iscariense, Jorge Esteban Molina.

https://funjdiaz.net/folklore/pdf/rf453.pdf

¿Te apetece compartirlo?Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies