EN MEMORIA DEL ESCULTOR ISCARIENSE ALEJANDRO CARNICERO

242

17 DE JUNIO PERO DE 1693, NACÍA EL ILUSTRE ESCULTOR ISCARIENSE “ALEJANDRO CARNICERO”

Nació en Íscar el 17 de junio de 1693, bautizado en la Iglesia de San Pedro de la Villa y falleció en Madrid tal día como hoy 6 de octubre de 1756.

Es uno de los escultores españoles más notables de la primera mitad del siglo XVIII.

«hávil y diestro, doctto, perfectto escultor», adjetivos dedicados al maestro, tanto por el dominio de la piedra como de la madera y autor de excelentes dibujos y grabados.

En su extensa obra se aprecia la maestría y evolución pero desde un barroco tardío y cercano al refinamiento y la elegancia que alejaron sus obras de la exageración del barroquismo.

De madre iscariense, Ana Miguel Merino y de padre portillano, Diego Carnicero, él desarrolla su vida como artista principalmente en Salamanca, aunque dejará su maravilloso legado en varias provincias. (Valladolid, León, Zamora, Salamanca, Oviedo, Cáceres, Madrid…)

Por su maestría fue discípulo, principalmente desde los 14 años de José de Larra y contratado después para una de sus primeras obras magistrales por Joaquín de Churriguera, para la fabricación del retablo mayor de la Catedral de Zamora.

Poco después, en 1715, Carnicero ya está documentado como escultor inde­pendiente en Salamanca, donde estableció su taller, realizando en esta etapa varias figuras en piedra para la catedral, así como distintas tallas para importan­tes parroquias y congregaciones de la ciudad, como la Virgen del Rosario que entregó a la parroquia de San Román, el grupo de la Virgen del Carmen con San Simón Stock para la VOT del Carmen o el paso de la Flagelación para la cofradía de la Vera Cruz.

Una repentina enfermedad le obligó a marchar en el verano de 1733 a Valladolid para ingresar en el Hos­pital de Dementes. Pocos meses después, al salir de dicho centro, decidió quedarse en esa ciudad, donde permaneció hasta finales de 1738. Las obras que llevó a cabo durante ese período, entre las que destacan el San Miguel Arcángel para la iglesia del hospital de Nava del Rey o el San Juan Nepomuceno para el reci­bidor de la Orden de Malta, consolidaron su presti­gio. A su regreso a Salamanca se había convertido en el escultor más reputado de toda la provincia.

La década de los cuarenta fue la etapa más fructí­fera de su trayectoria, momento en que su obra gozó de gran proyección al recibir encargos procedentes de distintos puntos del país, como una Santa Eulalia de Mérida para la catedral de Oviedo, la sillería coral del monasterio jerónimo de Nuestra Señora de Guada­lupe o las esculturas del retablo mayor de la catedral de Coria, así como las figuras del órgano de la cate­dral de León o los grupos remitidos a Moraleja del Vino (Zamora) y Alaejos (Valladolid). En 1749 se trasladó a Madrid, al ser contratado para participar en la decoración escultórica del Palacio Real Nuevo, donde coincidió con los artistas más acreditados del país, lo que supuso el reconocimiento definitivo de su valía profesional.

Un detalle que le honra es que los historiadores le citan como un «artista asequible», trabajando tanto para las cofradías más humildes como para la corte, la de Fernando VI con las piezas del nuevo Palacio Real de Madrid.

Tristemente en Íscar no hay reflejo de su obra. Sólo podemos deleitarnos con sus obras más cercanas. Como ejemplos, una maravillosa escultura de bulto, un «San Martín» en Cogeces de Íscar, «Santiago a caballo» en Valladolid.

Para ello os compartimos estos testimonios tan interesantes de las piezas de Alejandro Carnicero.

Desde el Ayuntamiento de Íscar y la concejalía de Cultura y Turismo, seguiremos compartiendo apuntes sobre el maestro iscariense.

TESTIMONIOS

Virginia Albarrán, historiadora y responsable de la tesis y libro monográfico del maestro.  “El escultor Alejandro Carnicero entre Valladolid y la Corte”.

Isabel Pantaleón, restauradora del grupo Escultórico la Virgen del Carmen con San Simón Stock en la Iglesia del Carmen de Debajo de Salamanca.

José Manuel Rodríguez, Técnico de Turismo de Nava del Rey, sobre el Arcángel San Miguel en la Iglesia de los Santos Juanes.

Aranzazu  Herrero,  Alcaldesa de Cogeces de Íscar, sobre el San Martín en la Iglesia de San Martín de Tours.

#iscar #iscarherencia #alejandrocarnicero #barroco #escultores #arte #iscartienesquevenir

#iscardepuertasalmundo #ellugardelqueformasparte @cylesvida @turvalladolid @isabelpantelonrodriguez @navadelrey

 

 

 

 

 

¿Te apetece compartirlo?Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email